Sobre carbÓn vegetal

 

Del bosque al carbón

 

1 Bosque

Los bosques cubren 4 mil millones de hectáreas, lo que representa el 30% de toda la superfice terrestre del planeta. Los bosques de todo el mundo albergan el 80% de toda la biodiversidad terrestre. Desempeñan un papel importante en la regulación del agua, el suelo y el clima y contribuyen significativamente a los medios de subsistencia de las personas. Hoy, los bosques de todo el mundo están bajo ataque. Están enfermos, están ardiendo y están desapareciendo.

 

2 Aprovechamiento de la madera

Los bosques proporcionan madera y la madera se utiliza para producir carbón vegetal. Además, el carbón vegetal también se puede producir a partir de residuos de aserradero, que son subproductos de la industria de procesamiento de la madera que produce productos como muebles, pisos, marcos y vigas.

A nivel mundial, el 50 % de toda la madera aprovechada se utiliza como leña para cocinar y calentarse, y el 17 % de esta leña se transforma directamente en carbón vegetal (FAO, 2017). La deforestación y la degradación forestal son fenómenos relacionados con un manejo forestal no sostenible, que a su vez genera impactos negativos para los seres humanos, la naturaleza y la vida silvestre. La deforestación y la degradación de los bosques también son una fuente importante de emisiones de gases de efecto invernadero.
 

Si la madera se extrae de manera sostenible, lo que significa que el crecimiento de la madera es igual o superior a la cantidad de madera extraída por año, se considera un recurso renovable. Esto significa que el carbón producido a partir de bosques gestionados de forma sostenible no está afectando negativamente a los ecosistemas forestales.

 


Producción de carbón vegetal

La tecnología para producir carbón vegetal varía según el contexto geográfico; desde la producción descentralizada a pequeña escala en áreas rurales hasta la producción industrial de alto rendimiento. El carbón vegetal está hecho de madera, calentada en un ambiente con poco oxígeno, a partir de un proceso llamado carbonización, la conversión de madera o material vegetal en carbono. El proceso químico se llama pirólisis, donde la composición de la madera cambia debido a las temperaturas elevadas, de madera a carbón.

 

Se necesitan entre 4 y 12 toneladas de madera seca para producir una tonelada de carbón vegetal y se necesitan entre varias horas y varios días para que la madera se transforme en carbón vegetal, según las tecnologías, las especies de madera y la humedad de la madera. Durante la producción se emiten gases de efecto invernadero que tienen un impacto en el cambio climático. Necesitamos apoyar a personas y a empresas a desarrollar y utilizar tecnologías eficientes para reducir la cantidad de madera necesaria para producir carbón vegetal y reducir las emisiones de GEI.

En diferentes partes del mundo, se utilizan diferentes tipos de tecnologías para producir carbón vegetal. El tipo de tecnología determina significativamente los impactos ambientales de la producción de carbón vegetal.

Aquí hay una lista no exhaustiva de tecnologías que se encuentran en todo el mundo:

 

Horno de moldes de tierra 

Horno de ladrillos
Barril metálico


Horno brasileño


Horno cilindrico ucraniano


Horno letón


VMR


Lambiotte


Carbonex

 

4 Calibración, embalaje y envío de carbón

Una vez producido el carbón, tras un periodo de enfriamiento y estabilización, se tamiza en diferentes categorías de tamaño (fino, calidad estándar y calidad restaurante). Según las demandas de los clientes y de las marcas, el carbón vegetal se envasa en bolsas de forma manual o automática. La industria del carbón en Europa entrega principalmente carbón en bolsas en diferentes formas; Kilogramos y Litros siendo las unidades comunes. Los sacos se paletizan y almacenan en almacenes, protegiendo el carbón vegetal de la lluvia.

 

5 Transporte del carbón vegetal

El carbón vegetal se transporta en palets, grandes bolsas o a granel. Según la configuración, las rutas de transporte varían según la infraestructura regional y la abundancia de recursos madereros.
El carbón vegetal que se vende en Europa se transporta desde las fábricas de producción de carbón vegetal hasta los almacenes de los comerciantes y productores, como muchos otros productos básicos, a través de barcos, trenes y camiones. Los comerciantes almacenan el carbón y lo redistribuyen a los minoristas, quienes finalmente lo venden al consumidor.

 

6 Puntos de ventas

El carbón vegetal se vende en diferentes tiendas bajo diferentes marcas y tipos. Puede encontrar carbón vegetal en supermercados, tiendas de descuento, minoristas de bricolaje y centros de jardinería